El pasado 24 de marzo, en el local de la Asociació Cristiana 3:16 de Llançà, tuvo lugar la presentación del proyecto de Reto a la Esperanza, de Girona. Entre los asistentes al acto, se encontraba Núria Escarpanter, coordinadora del área de Cultura del Ayuntamiento y cabeza de lista del PDeCAT en Llançà.

Reto a la Esperanza es una asociación cristiana sin ánimo de lucro nacida en 1985 en Cantabria que dispone de centros de rehabilitación en 32 países repartidos por todo el mundo. Su objetivo principal es ayudar a toxicómanos de forma física, moral, espiritual y material.

En su página web se puede encontrar la historia, los principios en los que se basan y toda la información relacionada: ASOCIACIÓN RETO

Félix Dueñas, su responsable, vino acompañado de algunos de los usuarios de esta entidad que han sido ayudados por el propio centro, que explicaron a los asistentes al acto experiencias personales que los llevaron a ingresar a Reto a la Esperanza, donde fueron acogidos de manera gratuita.

Sus centros, los equipamientos, los alimentos, etc. los que pueden disfrutar los usuarios se sustentan gracias al servicio de recogida, restauración y venta de muebles (entre otros servicios) que hacen ellos mismos. Una vez ingresan en el centro, se enseña a cada persona un oficio adaptado a ella de entre los que proporciona.

Félix nos contaba como su vida, un entorno familiar de clase media, en un barrio de Madrid nada problemático y con estudios básicos, fue cambiando a raíz de las sustancias que comenzó a ingerir desde una edad muy corta. Pasó por diferentes comisarías y cárceles; tuvo múltiples problemas con la justicia; llegó a vivir en un nivel de marginalidad y malas condiciones higiénicas, sociales y físicas inimaginables.

Por medio de lo que él dice que era la mano de Dios en toda aquella situación, pudo entrar en la asociación Reto a la Esperanza como usuario toxicómano. El camino no fue fácil, pero gracias a la confianza que le proporcionaba el equipo de Reto, las múltiples oportunidades que le daban, y la fe en Jesucristo que descubrió dentro del centro logró salir adelante.

Actualmente es el responsable de Reto a la Esperanza en Girona, donde también vive con su familia, y puede ayudar a diario otras personas que tienen dificultades para salir de la toxicomanía y otros problemas sociales y culturales graves.

En el acto de presentación de Reto a la Esperanza, organizado por la Asociació cristiana 3:16 y Love Cambodia, ambas con sede en Llançà, siguió una comida que prepararon los mismos chicos de Reto, y al que fueron invitados todos los asistentes.

Pudimos escuchar cómo se puede encontrar esperanza incluso en la situación más oscura y dura.

 

Para más información pueden dirigirse a la Asociación cristiana 3:16, a Love Cambodia o al mismo Reto a la Esperanza.